Nuevo Testimonio

Erika

El servicio y acompañamiento me ayudó en todo sentido. En comprender a mi hija, que es por lo que busqué el apoyo psicológico. En comprenderme a mi como persona. A comprender a las personas que me rodean. A buscar ayuda de un profesional porque no podemos con todos nuestros problemas solas, todos deberíamos siempre tener una orientación psicológica.

¿Cómo trabajamos cuando acogemos a una persona con problemas de alcoholismo?

Información elaborada en base a nuestra experiencia profesional y en alianza con la comunidad A.A. (alcohólicos anónimos).

Nuestro servicio psicológico a través del Psicólogo a cargo, mantiene una postura firme en cuanto a los criterios que deben estar presentes cuando recibimos a una persona con problemas de alcoholismo.

Es cierto que la persona con problemas de alcoholismo es quien debe buscar ayuda para superar su adicción. El alcoholismo es una enfermedad que afecta a la persona que lo padece, y es importante que sea él/ella quien tome la decisión de buscar tratamiento y apoyo para abordar su problema.

Aunque los familiares y seres queridos pueden estar preocupados por la persona alcohólica y desear ayudar, la responsabilidad de buscar y aceptar la ayuda recae en el individuo que tiene el problema. Es fundamental respetar la autonomía de la persona y no intentar obligarla a recibir ayuda si no está lista o dispuesto a hacerlo.

Sin embargo, los familiares también pueden desempeñar un papel importante en el proceso de recuperación. Pueden ofrecer apoyo emocional, alentar a la persona a buscar ayuda y proporcionar información sobre algunos recursos disponibles para que la persona pueda tomar la decisión de asistir a una comunidad o ponerse en contacto con un profesional de la salud mental.

Cuando la persona con problemas de alcoholismo reserva y acude a su consulta psicológica, el profesional de la salud mental motivará a que pueda llevar sesiones de acompañamiento psicológico a la persona, utilizando un enfoque psicológico humanista acompañará al paciente a mirar su historia personal para hallar asuntos emocionales pendientes que no fueron procesados o cerrados y que están causando su sufrimiento inconsciente, con la finalidad de que facilitar movimientos emocionales que le permitan abandonar su sufrimiento y ganar paz interior.

En alguna sesión o sesiones, el profesional solicitará el permiso del paciente para que un miembro de la comunidad A.A. (Alcohólicos Anónimos) pueda participar dando una charla de información y dando testimonio de su experiencia con el alcohol. Los profesionales de la salud mental que conocemos la historia de A.A. reconocemos que un alcohólico puede ser ayudado mejor por otro alcohólico que ha superado su adicción y está en proceso de recuperación.

En la mayoría de los casos, recomendamos que los pacientes con problemas de alcoholismo puedan además de llevar sus sesiones psicológicas correspondientes, puedan integrar una comunidad A.A. con la finalidad de poder contribuir mejor a recuperación.

Nosotros los profesionales de la salud mental, somos conscientes de la alta resistencia psicológica que posee una persona que bebe sin control, la negación es parte de su resistencia al cambio; en ese sentido la historia, la experiencia y los estudios sobre el tema del alcoholismo evidencian que, cuando nuestros pacientes con problemas de alcoholismo no responden a nuestros tratamientos, el último recurso posible es asistir a las reuniones de la comunidad A.A. donde muchos han alcanzado la sobriedad.

El Profesional Psicólogo y la Comunidad A.A.

Testimonio

A nuestro servicio psicológico llegan hombres y mujeres con este problema y sabemos que la resistencia del alcohólico a ser ayudado puede ser frustrante para nosotros, así como también para su familia, puesto que la negación del problema es un síntoma propio del alcoholismo. Sin embargo, estamos aquí para compartir el mensaje y dar testimonio de como la comunidad A.A. a ayudado a sus miembros sobre la manera de dejar de beber.  Los miembros de A.A., una vez que han superado la negación y se han enfrentado con el daño causado por su forma de beber, están especialmente adecuados para ayudar a otros a superar la negación. 

Cuando soy invitado a las reuniones abiertas en A.A., soy testigo de cuantos hombres y mujeres han recuperado su vida a través de esta comunidad, sin embargo, es fundamental primero el deseo de dejar la bebida.