Nuevo Testimonio

Erika

El servicio y acompañamiento me ayudó en todo sentido. En comprender a mi hija, que es por lo que busqué el apoyo psicológico. En comprenderme a mi como persona. A comprender a las personas que me rodean. A buscar ayuda de un profesional porque no podemos con todos nuestros problemas solas, todos deberíamos siempre tener una orientación psicológica.

¿Qué predice o pronostica el futuro de una relación de pareja?

Como Psicólogos hemos mirado profundamente lo que pasa con las parejas y seguimos viendo que la gran mayoría de estas, en el fondo “se aman”, “se quieren”, pero fracasan porque no se quieren bien y aunque se diga lo contrario, el amor no es tan extraño, no es tan difícil, como parece que lo fuera. El amor es más biológico que psicológico. Significa que una gran cantidad de personas de cierta manera buscan en la pareja el roce, el contacto, el reconocimiento afectivo que no hallaron suficiente en su primer vínculo amoroso (con sus padres).

En las parejas, lo que vemos con frecuencia es que las personas se quieren, pero no se quieren bien, o no se quieren de la manera en que su amor pueda crecer y desarrollarse en bienestar. Demasiadas parejas sufren no tanto porque halla una falta de amor, sino porque no supieron gestionar o administrar su amor.

Un psicólogo americano de nombre Gottman quien realizó un extenso trabajo durante cuatro décadas sobre la predicción del divorcio y la estabilidad en las parejas, trabajó con más de 3.000 de ellas. Lo que hacía este investigador era estudiar a las parejas confinadas en un hotel durante 24 horas y que se pudieran grabar todas sus dinámicas conductuales excepto en sus actos íntimos. Este psicólogo afirmaba que al cabo de 20 minutos podía pronosticar que parejas tenían futuro y permanecerían juntas y que parejas terminarían su relación; y que había una variable que era determinante para predecir o pronosticar el futuro de la relación.

¿Cuál es la variable que predice o pronostica el futuro de una relación de pareja?

Siguiendo con lo anterior, este famoso psicólogo que estudio a 3.000 parejas descubrió que aquellas parejas que lograban mantenerse juntas y satisfechas se daban “RECONOCIMIENTO” todo el tiempo.

Darse “reconocimiento” quiere decir: te veo, te sonrío, escucho lo que me estás diciendo, tomo en cuenta lo que me dices, valoro esto que has hecho, me alegra lo que lograste, etc. Es decir, se toman realmente en cuenta. No se dan por supuestos (ya le conozco). Porque a menudo cuando las parejas se miran ¿A quién ven? ven una imagen que se hicieron de él/ella hace diez o veinte años atrás y se olvidan de actualizarse.

El problema es que muchas veces ya no nos relacionamos con esta persona que esta ahí, sino con el personaje que hemos ido prefabricando (con nuestras espectativas) acerca de la persona que está ahí. Nos olvidamos de actualizarnos.

Sin embargo, las parejas que permanecen juntas, que siguen su camino y están satisfechas, son parejas que se miran ahora y se ven y se dan “reconocimiento” con frecuencia y les acompaña el humor y la sonrisa. Aquellas que se dicen: “te reconozco”, “te veo”, “te correspondo”, con mi mirada, con mi gesto.

Y además tienen un intercambio rico equilibrado; un intercambio rico no quiere decir: “te compro esto o lo otro”, sino todo lo contrario, “te sonrío”, “te digo algo”, “te devuelvo una mirada”, es decir, las parejas que permanecen juntas son parejas que constantemente se están diciendo con sus acciones y actitudes “te veo”, “estás aquí y te tomo en cuenta y me importas y aprecio lo que recibo de ti” y te digo “gracias” con frecuencia.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí!

Estamos a tu servicio

Ricardo Torres

Psicólogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *